Alquiler habitaciones en Pisos compartidos

  • compartir piso mallorca
    alquiler habitacion mallorca

Pisos Compartidos

Si tenemos en claro que nuestra opción es independizarnos y compartir piso, nuestro próximo paso es buscar un piso y también compañeros para poder compartirlo. Hay muchas formas de buscar compañeros así como también poder encontrar lugares.

En el caso de que no contemos con compañeros de piso con los cuales vivir, podemos buscarlos de las siguientes formas:

  • Podemos hacer correr la voz: Entre nuestros amigos, compañeros de Universidad, familiares, todas las personas terminan conociendo a alguna persona que busca un piso para poder compartir. Así, podremos tener al menos algunas referencias de algunas personas desconocidas con las cuales podremos vivir.

  • Buscar compañeros por Internet: Hay una gran cantidad de páginas web en las cuales ofrecen y también se buscan compañeros de piso. Hoy en día podrás encontrar grupos de Facebook, en donde se publican estos anuncios.

  • Poner carteles: En algunos centros de estudio, puntos de información para estudiantes, centros de entrenamiento, etc. Debemos colocar un anuncio de forma clara de lo que estamos buscando, de esta manera evitamos enfrentar malos entendidos.

Aparte del precio del alquiler, hay algunos gastos que no podremos evitar al momento de vivir en un piso. Esto teniendo en cuenta de que si el piso sea de compra o de alquiler, compartido o de una sola persona. El punto definitivo es que los gastos del consumo de luz, agua, teléfono, gas y la compra de comida de la semana y diversos productos, terminan encareciendo la cantidad económica que destinamos a nuestra vivienda. La forma de organizarnos al momento de enfrentar los gastos es muy importante en un piso compartido Palma.

Piso vacío o piso amueblado

Amueblar un piso es una de las actividades más complicadas al momento de “decorar la casa”.

Si el piso ya se encuentra amueblado por el dueño, es probable que el precio del alquiler sea más elevado que uno vacio. Incluso también pueden pedir una garantía adicional extra por todo el mobiliario, pero si se da el caso de que lo tengamos que decorar, adquirir electrodomésticos, etc será importante evaluar algunos aspectos:

En el caso de que deseemos vivir con más compañeros:

  • Decoración de la habitación: Cada persona debe decorarla a su gusto. Hay que tener en cuenta que el piso será el hogar de ambas personas, por este motivo hay que ponernos de acuerdo para la decoración del mismo.

  • Aprovechamiento de electrodomésticos y muebles de otros pisos: Si contamos con ellos y funcionan bien, cada persona puede aportar lo que desee. Debemos dejar en claro que pasará con aquel electrodoméstico si la persona que lo trae abandona el piso. Lo común es no tener que cobrar nada al resto de los compañeros, pero si consideramos conveniente, podemos repartir el costo y así podría pasar a propiedad de todos.

  • Espacios comunes: Hablamos del tipo de decoración que podamos preferir y también de los aparatos que podamos necesitar. Deben ponerse de acuerdo de comenzar la decoración de la misma. Es necesario que planifiquen cómo será la decoración de la misma antes de realizar compras. Una vez terminado, es recomendable que busquen precios entre varios locales, y luego dividir los gastos en partes iguales. Los electrodomésticos, no obstante, vienen a ser un tema aparte. Podemos encontrar tiendas de segunda mano, aquellas en las cuales se venden aparatos nuevos ya usados a precios bajos, de esta manera podrás amoblar un piso entero sin gastar mucho dinero.

El pago del alquiler del piso y los gastos derivados del consumo son parámetros muy importantes, los cuales se deben tener en cuenta antes de mudarse. La mayoría de veces, por la mala organización, no todos las partes pagan el mismo porcentaje de la renta del alquiler, esto sin dudas, trae problemas a futuro. Por este motivo, divide en partes iguales todos los gastos; como ser el agua, luz, teléfono, gas, productos de limpieza, cocina, etc.

Luz, gas, agua, y otros gastos ineludibles

En el pago del alquiler le tendremos que sumar cada mes otros gastos, las mismas tienen que ver con el consumo del teléfono y la energía. Algunas, como el caso del agua, de la luz y el gas son primordiales para poder vivir. El teléfono, no obstante, no está presente en la mayoría de hogares. Los gastos deben manejarse con un extra de dinero que dependerá del tipo de convivencia que no esté incluido dentro del precio total del alquiler del piso.

  • Pagar en partes iguales: La mayoría de personas prefieren pagar en partes iguales el consumo. Es obvio, si tenemos en cuenta que no es tarea fácil saber qué persona gasta más o menos en agua o electricidad. Si lo consideramos correcto, podemos hacer un decálogo con algunas normas para ahorrar energía.

  • Cada persona paga lo que consuma: Esto es muy útil en cuanto a la factura del teléfono. Actualmente, existen una gran variedad de tarifas planas de diferentes empresas de Internet, esto prácticamente no es necesidad de calcular mirando la factura telefónica y preguntando quien llamó a cada número. No obstante, podrían haber llamadas internacionales (generalmente hay pisos en donde viven compañeros extranjeros). De tener facturas muy elevadas lo mejor sería hacer un bote para que cada uno pague en partes iguales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>